30 oct. 2016

Doctor Extraño - Opiniones poco fundadas (XXIII)

DOCTOR EXTRAÑO - PUEDE CONTENER SPOILERS

Reconozco que el cine de superhéroes me tiene bastante cansado, aún así no puedo remediar el ir a ver una tras otra al cine para ver si alguna de ellas consigue que empiece a creerme toda esa exaltación que vive el fandom. Pero no hay manera. En los últimos tiempos me he visto Escuadrón Suicida, que es sin duda la peor de todas, Capitán América: Civil War, que es bochornosa y Batman v Superman, que al menos tiene un planteamiento mucho más interesante que el de las demás juntas. 

También pude ver Deadpool o X-Men: Apocalipsis. La primera es divertida sin más, la segunda es un insulto muy gordo que arranca con un primer cuarto de hora muy interesante. 

Pero Doctor Extraño es diferente. Esta es una peli que funciona muy bien, que consigue convencer con el personaje principal y que visualmente es capaz de introducirnos en la magia psicodélica que le hacía falta. 

Los aciertos de Doctor Extraño son muchos. Benedict Cumberbatch (a pesar de que algunos no podemos remediar ver a Sherlock Holmes haciendo de Extraño) es ideal para el papel. Tilda Swinton está muy bien haciendo de La Anciana (un cambio de género que a algunos idiotas hará estremecer) y Chiwetel Eijofor planta la semilla de un Mordo que dará guerra en una posible secuela. 

Todo el aspecto visual de la película es apasionante. He visto que mucha gente se refiere a Origen de Nolan para buscar un referente similar. No sé. Creo que son conceptos tan diferentes que no es bueno mezclar las cosas. En Doctor Extraño el espacio y el tiempo se pliegan a voluntad de alguno de los personajes y eso provoca cambios inmediatos en todo lo que les rodea. Así como en otras pelis del género superheroico, el aspecto visual es terriblemente efectista y sólo busca ganar espectacularidad para cubrir deficiencias narrativas, en Doctor Extraño juega a favor de obra. Y eso es lo que la convierte en diferente. Al menos en esta peli, todo aquello que hace que nos montemos en una montaña rusa visual es parte sustancial de la narración. 

Y eso se agradece en los tiempos que corren. Y mucho. Y más viniendo de un producto Disney. Hace unos cuantos meses pude ver la segunda parte de Alicia. Imágenes muy impactantes sobre una narración que deja mucho que desear. Y ese es uno de los grandes problemas del cine actual de las majors. Estamos volviendo al espectáculo de feria. Un espectáculo en el que es mucho más importante mostrar un "más difícil todavía" que una historia que atrape. Seguimos asistiendo a multitud de avances técnicos: el 3D, el Real 3D, butacas que vibran, la búsqueda de la definición absoluta, formatos domésticos con una calidad innecesaria, realidad virtual... Casetas de feria vestidas de progreso visual. 

Y ocurre como ha ocurrido siempre en el cine, con los grandes avances técnicos se sufre un retroceso narrativo. Hay que probar los juguetitos nuevos, demostrar que molan mucho y utilizarlos sin descanso aunque no pinten nada en una historia. Por eso me agota el cine de superhéroes, porque es uno de los máximos exponentes de la nueva barraca cinematográfica.

Disfruté mucho viendo Doctor Extraño porque supone un avance en ese sentido. Aquí al menos los fuegos artificiales acompañan la historia, la ayudan a crecer y guardan un equilibrio en el que una cosa no engulle a la otra. 

No puedo ponerle muchos peros a esta peli. Me escama, como es costumbre, la utilización de un malo malísimo que sólo busca el mal por el mal, aunque dentro de la mitología propia de la historia hasta se puede comprender y al menos emplean una parte de la historia en que se comprenda por qué el malo es malo y no aparece de la nada (como en tantas otras pelis del género) como un ente maligno sin más. 

Y poco más. No puedo decir que soy ningún experto en el Doctor Extraño, me he leído algunas cosas de Roger Stern como La caída de los Vampiros o el que es uno de mis cómics favoritos: Triunfo y Tormento. Leí también El Juramento y Dentro de Shamballa y algunas de sus intervenciones más modernas en diferentes crossovers. Creo que el origen del personaje está muy bien contado en esta peli y que se ha logrado construir una mezcla de cinismo y sarcasmo que le queda como un guante.

Resumiendo: Doctor Extraño es posiblemente la mejor peli de superhéroes de la última hornada, por lo que cuenta, por cómo lo cuenta, por ser capaz de condensar parte de las artes místicas que tan bien se desarrollan en sus historias y, sobre todo, por lograr un muy buen equilibrio entre narración y aspecto.

Mi recomendación es: vete a verla tanto si te gusta el cine de superhéroes como si no, es muy disfrutable en cualquier caso. 


Compartir es vivir
Publicar un comentario