20 jun. 2016

La Soga, Soluciones Sencillas para el Suicidio

 ̶ Podría usted recubrir su cuerpo con mermelada y esperar a ser lamida por las cabras hasta la muerte, tengo entendido que la Santa Inquisición hacía algo parecido.

 ̶ No sé, no me convence del todo, es demasiado...pringoso.

 ̶¿Y un clásico salto desde la azotea?

 ̶ No puede ser, tengo vértigo. 

 ̶ Tenemos opciones más...extravagantes, podemos ofrecerle una copa de mercurio o una bombona de neón, podría aspirarlo hasta que le brillen los ojos en un tono fluorescente. 

 ̶ Nah, muy llamativo, no me interesa montar una escenita. 

 ̶ ¡Lo tengo! Usted necesita hacerlo en la bañera, un baño relajante, espuma, una cuchilla...

 ̶ Mire, creo que no nos estamos entendiendo, casi mejor vengo otro día. 

 ̶ No, no, espere, espere un momento. Somos la Soga, Soluciones Sencillas para el Suicidio ¿entiende? SSSS. 

 ̶ Hasta luego...

 ̶ No, no, no se vaya todavía. Vamos a ver ¿usted quiere quitarse la vida, verdad?

 ̶ Sí, y a ser posible cuanto antes...

 ̶ ¿Y si le matamos nosotros? Quiero decir, ¿si le mato yo mismo?

 ̶ ¡Oiga! ¿qué está usted insinuando? Por favor, ¡sea usted serio!

 ̶ No me está entendiendo, yo podría ser un...un facilitador, comprende, un simple ayudante. Toda la responsabilidad sería suya por supuesto, no pretendo quitarle a usted el mérito de acabar con su vida. 

 ̶ Es que tal como lo dijo antes...

 ̶ No, no, no, un malentendido. Nada me gustaría más que proporcionarle un servicio de calidad. Verá, esto sería un pequeño impulso, podría ajustarle la cuerda alrededor del cuello, darle un empujoncito, usted se quedaría la fama. 

 ̶  No sé, podría ser, quizás una pequeña ayuda venga bien. ¿Cómo tienen lo de la nota de suicidio?

 ̶ Tenemos un gran catálogo de estilos y muchas plantillas. Más renacentista, más naturalista, más actual...

 ̶ Ya veo...

 ̶ ¿Y se podría utilizar la de alguien famoso?

 ̶ Depende, si han pasado más de 80 años de su fallecimiento sí porque estaría libre de derechos pero si quiere usted la de Kurt Cobain, por ejemplo, pues no. 

 ̶ Uy, Kurt Cobain, quite, quite, que mal gusto. Me valdrá con una bien redactada y punto. 

 ̶ Perfecto, entonces déjeme que tome nota. Veamos, ¿causa por la que solicita usted el suicidio?

 ̶ ¿Cómo dice?

 ̶ Sí, es un formalismo, necesitamos saber la causa. Puede usted decir algo muy genérico, que se siente muy desafortunada o algo así. 

 ̶ ¿Es imprescindible?

 ̶ Bueno...¿tendrá usted un motivo, no?

 ̶ Pues...es complicado...

 ̶ A ver, ¿está pasando por un mal momento?

 ̶ No, no especialmente. 

 ̶ ¿Se siente deprimida?

 ̶ No.

 ̶ ¿Tiene un ambiente laboral desagradable?

 ̶ No, no, son todos un encanto. 

 ̶ ¿Se ha separado recientemente y no lo supera?

 ̶ Estoy casada y tengo tres niños preciosos. 

 ̶ ¿Está enamorada en secreto de otra persona?

 ̶ De mi cuñada, pero no es un secreto, practicamos el poliamor. 

-¿Cree que el sistema es un fiasco, que todo está mal y que no puede cambiar nada?

 ̶ No, que va, me considero liberal y muy bien adaptada a la sociedad de consumo. 

 ̶ Verá, es que...no sé...¿lo ha pensado bien? ¿tiene un motivo para morir?

 ̶ No sé...¿por la novedad?

 ̶ ¿La novedad?

 ̶ Sí, sería una experiencia nueva, ¿no?

 ̶ Sí, claro, eso sí, pero...

 ̶ Me gusta experimentar cosas nuevas, vivir la vida a tope...

 ̶ Ya pero...

 ̶ No lo considera suficiente...

 ̶ A mi me da igual pero...

 ̶ Bueno, pues yo soy la que paga, ¿no?

 ̶ Sí...

 ̶ Muy bien, pues a ver, ¿qué es lo que usted me aconseja?

 ̶ ¿Ya le he propuesto lo de recubrirse de mermelada y que le laman unas cabras? 


Compartir es vivir
Publicar un comentario