23 abr. 2016

10 series que veo una y otra vez

Hace dos meses publicaba en el blog una lista con las que considero mis diez películas imprescindibles. Semanas después publiqué otra lista de diez documentales que nadie debería dejar de ver. Ahora completo la trilogía con las 10 series que más me gustan.

Debo aclarar que tanto la primera como la segunda lista me resultaron mucho más sencillas que esta. Ahora mismo vivimos inmersos en la gran burbuja de las series de televisión. Se estrenan nuevas series cada mes. Todos los canales producen cada vez más y más series y se repiten frases hechas del estilo de: "los mejores guiones están en las series", "la verdadera originalidad está en las series" y un montón de chorradas más. Es evidente que el nivel de las series creció muchísimo a comienzos del siglo 21, pero después de una década y media la burbuja ya se está pinchando. La saturación es lo que tiene.

También quiero dejar claro que no defiendo todos y cada uno de los episodios de cada una de las series que he puesto en la lista. Me he dejado llevar más por lo que considero buenos conceptos, buenos planteamientos o buenos desarrollos, más allá de si se ha mantenido el nivel a lo largo de los años o de si se han cumplido las expectativas de todos y cada uno de los fans.

Y bueno, estoy seguro de que alguna gente dirá: ¿haces una lista de series y no está Juego de tronos? ¿ni Mad Men? ¿ni Breaking Bad? ¿ni Los Soprano? ¿ni Friends? Pues...no, no están, qué se le va a hacer.

Ahí va:

10. BATES MOTEL (2013)

Un buen día a alguien se le ocurrió pensar acerca de Norman Bates. Pensó que era intrigante, que estaba desequilibrado y que le parecía uno de los personajes más fascinantes del cine de Hitchcock. Siguió pensando y llegó a una pregunta: ¿Por qué no contamos cómo Norman se convirtió en ese personaje? ¿Eso sería hacer un remake? No exactamente. Es uno de esos inventos tan de moda: una precuela. Pero además es una precuela rara que mezcla ambientaciones y coloca el Motel Bates en el siglo 21 y hace de Norman un adolescente que va al instituto y vive bajo el férreo control de su madre. Me pareció sorprendente en su primera temporada y a día de hoy consigue mantener el nivel.


09. DRAGON BALL (1986)

Hay muchas cosas que tenemos en común los nacidos en los 80 y una de ellas es haber seguido la historia de Goku. Crecimos viendo como buscaba las bolas mágicas, como competía en los torneos de artes marciales o como derrotaba al ejército de la Red Ribbon. Después llegó Dragon Ball Z y ya nos volvimos completamente locos. La vi entera en su momento y todavía la veo en alguna de sus infinitas reposiciones. Si hoy en día escribo historias de aventuras es gracias a Dragon Ball.



08. SHERLOCK (2010)

Hace unos años se inició una especie de rescate de la figura de Sherlock Holmes. Guy Ritchie hizo sus dos pelis, en Estados Unidos se estrenó Elementary (que también me gusta mucho) y la BBC partió la pana con Sherlock que llevó a un nuevo nivel las aventuras del detective más famoso de todos los tiempos y colocó a Benedict Cumberbatch en el disparadero idóneo para lanzar su carrera. Lo que más me gusta de esta serie es el formato, tres capítulos de hora y media por temporada con tramas autoconclusivas pero que también dejan abierto un espacio para la continuidad. Todo funciona, un Watson bien llevado, un Moriarty espeluznante, un Mycroft que inquieta y sobre todo un Sherlock brillante como pocos.


07. MISFITS (2009)

En 2010 en España se estrenó Los protegidos, una serie sobre gente joven con superpoderes. La serie era muy floja por cierta tendencia de los ejecutivos de las cadenas a querer gustar al público familiar. Un año antes, en la televisión publica inglesa, se estrenaba Misfits, la serie de superhéroes más gamberra que he visto nunca. Sus protas son chavales condenados a realizar servicios sociales. Fuman, beben, follan, hablan mal, hacen bromas de mal gusto y, además, tienen poderes. Esta serie es un puntazo, es fresca, original y tiene muy claro lo que quiere ser sin grandes pretensiones.


06. EL ASOMBROSO MUNDO DE GUMBALL (2011)

Hay algunas series de animación de los últimos años que me encantan. Historias Corrientes, la nueva versión de las Tortugas Ninja, Rick y Morty o Beware the Batman tienen un nivel increíble. Pero si hay una que me vuleve loco es El asombros mundo de Gumball. Los Waterson son la familia más divertida que ha pasado por la pequeña pantalla. Los episodios están tan bien escritos que nunca hay nada al azar y la animación y, sobre todo, cada uno de los personajes, me parece que crean un mundo desternillante.


05. TRUE DETECTIVE (2014)

Adoro Memories of Murder. Fue una de las primeras pelis que me hizo conectar con el cine de Corea del Sur y la que me hizo seguir la trayectoria de Bong Joon Ho. Esa peli sirvió años después de inspiración para dos historias más modernas, una es la maravillosa La Isla Mínima y la otra es la primera temporada de True Detective. Y esa primera temporada es impresionante, la intensidad, las tramas y el ambiente, ese jodido ambiente tan bien conseguido y que hace que te vuelvas loco. Y por si fuera poco también está el Horror Cósmico, Carcosa y el Rey Amarillo. Y por supuesto, Matthew McConaughey y Woody Harrelson en las mejores interpretaciones en las que les he visto nunca.


04. LOST (2004)

Para mi todo esto de las series empezó con Perdidos, puede ser que la serie sufriese una pérdida de calidad a medida que se acercaba al final, pero me da igual. La isla, los enigmas, John Locke, las horas teorizando con los colegas, Dharma, Desmond, Kate, el humo negro, Jacob. Llevo esta serie grabada a fuego por todo lo que supuso ¿a quién le importa que la cagasen al final?


03. EL MINISTERIO DEL TIEMPO (2015)

Brillante. Empecé a verla la misma semana del estreno y cuando faltan cinco episodios para que termine la segunda temporada sigo tan enganchado como el primer día. Me gusta por como está hecha, me gustan Aura Garrido y Nacho Fresneda, me gustan las puertas del tiempo, las tramas escogidas, los personajes, todo. Pero sin duda lo que más me gusta es que haya una serie tan increíble y que además sea capaz de poner a Cervantes, a Lope de Vega o a Picasso en prime time. Quizá algunos no se den cuenta, pero eso es impagable.


02. MR. ROBOT (2015)

Impresionante, audaz y una primera temporada a la que no le sobra ni un minuto. Fundamental para entender el mundo del hacktivismo pero también para aprender muchas lecciones sobre ritmo, sobre tensión y sobre como destrozar a todos esos "expertos" que no paran de repetir lo mala que es la voz en off. Para mi es la mejor serie de 2015 y si nadie lo remedia será la mejor de la década. Merecen una mención especial Rami Malek por su Elliot y Christian Slater por convencernos de que siempre ha llevado dentro a un actor inmenso. Mr. Robot es un 10 sobre 10.


01. BATTLESTAR GALACTICA (2003)

La madre de todas las series, tengo las cinco temporadas, dos largometrajes, los dos spin-off y el juego de mesa y joder, es que todo es bueno. Ciencia ficción, inteligencia artificial, lucha épica entre la humanidad y los Cylons, mitología, profecías, batallas espaciales, conspiraciones, rebeldes y Starbuck que es posiblemente el mejor personaje que haya visto jamás en una serie. Si no has visto Battlestar Galactica no sé a qué estás esperando y si la has visto te recomiendo, que como hago yo, la veas de nuevo cada cierto tiempo, verás como descubres cosas que no habías visto antes.


Compartir es vivir
Publicar un comentario