24 mar. 2016

Batman v Superman: el amanecer de la justicia - Opiniones poco fundadas (IX)

BATMAN V SUPERMAN - PUEDE CONTENER SPOILERS

En el año 2010 tuve la gran suerte de que me regalaran un libro titulado Los Superhéroes y la filosofía (Blackie Books, 2010), una recopilación de artículos que se planteaban conceptos filosóficos,-la moral, la justicia, la verdad, el fin último de nuestros actos y demás-, escritos en su mayor parte por guionistas de cómics y expertos en la materia y aplicados al punto de vista de esos tipos con mallas que llevan ya casi un siglo dando vueltas. 

El artículo que abre el libro es: La auténtica verdad sobre Superman (y sobre todos nosotros) y está escrito por el señor Mark Waid, que además de ser  uno de los guionistas más potentes de la industria del cómic yanqui, es quizá el hombre que más sabe sobre Superman en el mundo.

En ese escrito, Waid se plantea algo fundamental ¿por qué Superman hace lo que hace? ¿por qué se dedica a hacer siempre lo correcto si podría pasar desapercibido y viviría muy bien con tan solo extraer un diamante de un trozo de carbón de vez en cuando? ¿por qué decide un ser que no pertenece a este mundo convertirse en su mayor héroe y anteponer siempre el bien de la humanidad por delante del suyo? ¿por qué? La conclusión a la que llega Waid, no sé si acertada o no, es que Kal El, al igual que el resto de la gran parte de los seres del universo es un ser social, que necesita de la integración en una sociedad para cubrir sus necesidades de relación, de convivencia con un grupo, de sentimiento de familia y de aceptación. Quizás todo esto se deba al haber sido criado por una familia humilde en un pueblecito de Kansas, pero sea como fuere, está claro que Superman se salva a si mismo cada vez que salva el mundo. 

En esta peli, durante algo más de la primera hora, también se plantea una cuestión de carácter filosófico: ¿debe Superman responder ante las leyes de los humanos? ¿debe un ser con el poder de aniquilar el mundo estar sometido a un control por parte de la ciudadanía? ¿Puede Superman hacer lo que quiera en todo momento o debe regirse por una moral determinada? Debo reconocer que a mi esta primera parte de la película me resultó fascinante. Creo que otorga a esta saga elementos lo suficientemente interesantes y que van más allá de una peli de galletas entre seres superpoderosos.

A todo esto se le añade un Batman que teme que El último Hijo de Krypton pueda desmadrarse en cualquier momento y convertirse en un tirano. De hecho, una de las mejores escenas de la peli, es un sueño en el que Batman vive por un momento un mundo regido por un Superman totalitario.

Y ya está el menú servido: Batman como representante de los humanos luchará por hacer que Superman no pueda convertirse nunca en un dictador perverso. Y hasta ahí está bien pero a partir de ahí...bueno digamos que hay una serie de cuestiones que rellenan y dan pomposidad pero que creo que gran parte son completamente innecesarias.

Por ejemplo: ¿es necesario que cada vez que un nuevo actor interprete a Batman tengamos que ver de nuevo como matan a sus padres? ¿cuántas veces más tenemos que ver al pequeño Bruce soportar el crimen, las pesadillas y todo lo demás? Batman es un icono tan representativo del mundo superheroico que me parece increíble que siga siendo necesario volver a arrancar una vez más con lo mismo. ¿Veremos de nuevo a Peter Parker ser picado por la araña? ¿De verdad son imprescindibles esta cosas?

O también: ¿cuántas veces se puede secuestrar a Lois Lane por película? ¿es necesario volver a secuestrarla cada vez que se haga una peli de Superman? ¿Es imprescindible arrojarla desde un edificio o desde un avión? ¿cuánto puede soportar el corazón de esta chica sin que le de un infarto?

Y por supuesto: ¿es necesario que Warner introduzca personajes que nada tienen que ver en la trama de la película solo porque le interese ir labrando el camino para la tercera parte de la saga? ¿de verdad era imprescindible que Wonder Woman apareciese en esta peli para luego ningunearla? ¿Por qué se mantiene al mismo actor de doblaje que le ponía voz al Batman de Christian Bale en la trilogía de Nolan y en los videojuegos de la saga Arkham? ¿nos la quieren dar con queso? ¿quieren conseguir algún tipo de continuidad con ello?

En fin, podría pasarme así todo el día porque hay cosas que cada vez comprendo menos en esta nueva avalancha a la que nos está sometiendo Hollywood. Creo que este ritmo al que se crean más y más subproductos de los subproductos es insostenible durante mucho tiempo más, y cuando se pase la moda, como ya ocurrió con otros géneros, miraremos atrás y nos daremos cuenta que de toda esta maraña inconmensurable de pelis, son muy pocas las que van más allá del mero entretenimiento. Porque el cine es así y al final son muy poquitas las que acaban entrando en la Historia.

Resumiendo: Batman v Superman tiene un planteamiento inicial muy interesante, creo que de los mejores que le he visto al género, pero a medida que avanza la peli se transforma en otra peli más de bofetadas y edificios rotos por un ente muy feo creado por ordenador. Y eso a mi me decepciona un poco porque estoy seguro de que se podía haber conseguido algo mucho más potente que un espectáculo de lucha libre.

No voy a entrar en si Ben Affleck es mejor o peor que Adam West o Val Kilmer, me da lo mismo, para mi hace un Batman muy bien logrado. ¿Es mejor Alfred Jeremy Irons que Michael Caine? ¿Es mejor que alguno de los más de 20 actores que lo han interpretado o le han puesto voz? Y a todos los que dicen que esta peli no es la fiel adaptación de ningún tebeo recordarles que El Padrino de Coppola no es la fiel adaptación de la novela de Puzo y no veo que la gente vaya por ahí montando un escándalo.

Mi recomendación es: vete a verla y estate muy atento la primera hora de la peli, bueno casi toda la primera hora, cuando secuestran de nuevo a Lois Lane puedes entretenerte imaginando si la gente de al lado lleva o no lleva calcetines. A partir da ahí puedes ver el resto o no, es cosa tuya, tanto si estás muy atento como si no, te enterarás de todo. 


Compartir es vivir
Publicar un comentario