11 feb. 2016

La quinta ola - Opiniones poco fundadas (V)

LA QUINTA OLA - PUEDE CONTENER SPOILERS

A veces cuando estoy mirando la cartelera del cine tengo una voz interior que me dice: "vete a ver esa, esa que sabes que no puede ser nada bueno, esa, esa, esa" y después suena una risa terriblemente demoníaca. Esa voz es el gilipollas interior que a todos nos acompaña y que en mi caso está empeñado en llevarme a ver blockbusters americanos con una pinta terrible. 

Me encantaría poder hacerme el listillo y decir que había conseguido rescatar de "La quinta ola" algo que la salvaba, una realización trepidante, un giro de guión inesperado, un héroe con un intenso conflicto interior, pero no, no he encontrado nada. Bueno, quizás sí, hay algún momento tan delirante que hasta los adolescentes que me acompañaban en la sala se llevaban las manos a la cabeza y eso es algo estupendo porque demuestra que ya no se les engaña con cualquier cosa. 

Al lío. "La quinta ola" es la adaptación cinematográfica que ha preparado Sony sobre la trilogía escrita por Rick Yancey. Desconozco si las novelas son buenas o malas, si forman parte de la moda de esa literatura juvenil que llena las estanterías de las librerías y los bolsillos de sus autores o se trata de un producto más "genuino".  Yo soy de los que he disfrutado mucho de las pelis, al menos de la primera, de "Los juegos del hambre" y de la primera de "El corredor de laberinto" porque las entiendo como entretenimiento puro y creo que además están bien construidas como pelis. Evidentemente su calidad artística no es como para entrar en los libros de historia del cine pero estoy seguro de que tampoco lo pretenden, a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César. 


Partiendo desde ahí se podría esperar que esta peli fuese por el mismo camino, protagonista joven en un mundo imposible y que trata de sobrevivir en un entorno hostil. La premisa de todo esto es: una chica de instituto muy curriña vive junto a su familia la llegada de unos alienígenas malvados (llamados Los Otros) que empiezan a lanzar distintos ataques (cada uno de ellos llamado "ola") contra la humanidad para exterminarla. Eso sí, sin dañar la Tierra demasiado porque se la quieren quedar ellos. La familia de la chica muere casi al completo y solo sobreviven ella y su hermano pequeño. En un descuido muy tonto ella se separa del crío y se lo llevan los militares para formar un ejército de niños. 

Hasta aquí todo más o menos bien, -o más o menos regular-, la chica se hace con un fusil de asalto y pretende llegar hasta el cuartel donde está su hermano. Y comienza el camino y la cosa se desmadra, le pegan un tiro en una pierna, ella trata de huir, se queda inconsciente y Pablo Alborán la rescata (no es el verdadero Pablo Alborán, es un actor que hace de Pablo Alborán pero que reparte unos guantazos que ni Charles Bronson). 


Entre que ella se despierta y no, llegan las tramas secundarias tan necesarias e imprescindibles. Resulta que el chico que le gustaba a la prota en el insti está también en el cuartel. Y casualidades de la vida, es el jefe del pelotón en el que está el hermano perdido de la chica. Ese pelotón es de lo mejor que he visto en mucho tiempo, está formado por un montón de chavales que no pintan nada, el niño perdido, el no novio de la prota y una chica tan dura que si te mira fijo mucho rato se te caen las pestañas. Un locurón. Molan tanto que cuando matan a uno ni siquiera recuerdas cómo se llamaba. 

Entonces la chica se despierta y se da cuenta de que Pablo Alborán está tope bueno aunque no termina de confiar en él, entonces para ver si confía o no se lo folla. En medio de la noche, después del polvete les asaltan y resulta que el bueno de Pablo tiene poderes porque, ojo, atención -y esto es lo más fuerte de la trama-, es medio humano y medio alienígena pero ha decidido dejar atrás su parte alien porque descubrió el amor verdadero un día viendo a la rubia por el bosque a través de un catalejo. 

Desde aquí hasta el final todo es un despropósito continuo, un autobús que explota, una conspiración de los malos, una huida muy loca y el bueno de Alborán que se baja él solo a un cuartel entero a base de bofetadas y explosivos. 

Mi sensación es la misma que cuando veo a un youtuber y es la de que me he perdido algo. Hay algo que no entiendo y me gustaría que me lo explicasen, me he debido quedar por el camino si es que esto se ha convertido en un fenómeno. 


En fin, espero que cuando saquen la segunda y la tercera mi gilipollas interior se fije en otra cosa, espero que en ese momento esté en cartel la nueva de Vengadores o algo así, también es terrible pero al menos reconozco a los personajes. 

Mi recomendación es: vete a verla con quince o veinte adolescentes, te lo pasarás bien y verás que tú no eres el único que resopla en la sala.    

Compartir es vivir
Publicar un comentario