28 jul. 2015

Conviértete en un listillo del cine (y las series de TV) en cuatro sencillos pasos

¿Has estado en una conversación sobre cine con tus amigos en la que te has sentido perdido? ¿Has esperado durante horas a que se callasen de una vez para poder intervenir? ¿Te gustaría poder lucir tus conocimientos sobre cine (y series de TV) pero no tienes tiempo para ver todo el cine (y series de TV) que se estrena cada semana?

¡No te preocupes más, has llegado al sitio correcto! Hoy mismo, en tan solo cuatro sencillos pasos, podrás convertirte en un auténtico experto en cine (y series de TV) o al menos aparentar ser uno con gran eficacia. Presta atención y sigue al detalle las indicaciones.

Nota: utiliza estos pasos bajo tu responsabilidad. Guionista de Barrio no se responsabiliza de que algún avispado se dé cuenta del engaño y te haga quedar como alguien que no sabe de cine (y series de TV)

Paso 1: afirma siempre aunque no tengas ni idea de lo que te están hablando.

En cualquier conversación sobre una película, siempre habrá alguien que empiece a dar datos irrelevantes como el nombre del guionista o del director de fotografía. Es posible que empiece a mencionar incluso sus trabajos anteriores. ¿Qué podemos hacer en estos casos? ¿quedar como catetos? En absoluto, basta con fingir un mínimo interés y realizar un leve gesto afirmativo con la cabeza. Tu interlocutor se sentirá reforzado en su discurso y tú quedarás como un auténtico entendido. Por ejemplo, si alguien dice: Si algo me gusta de Los Intocables de Elliot Ness es el guión brillante de David Mamet, tú simplemente agita un poco la cabeza, entorna los ojos y puedes decir (si eres de los arriesgados): sí, sí, creo que es uno de sus mejores trabajos. Ten en cuenta que en estos casos es muy posible que el otro tampoco tenga ni idea de lo que está diciendo y solo quiera marcarse un tanto.

Este es David Mamet, es bueno que
memorices su cara.

Paso 2: apréndete una lista y recítala sin parar.

A los verdaderos entendidos del cine les encantan las listas, pero no unas listas cualquiera, las listas que tienen fundamento, las de las asociaciones de críticos, las que hacen los propios directores o las que se publican en Cahiers du Cinema. Esas son las listas buenas, las de títulos o directores o actores imprescindibles. Así que si puedes y tienes tiempo suficiente para estudiar escoge una y recítala una y otra vez sin parar. Busca un método nemotécnico, puedes coger la cantinela propia de las tablas de multiplicar y repetir: la mejor peli de la historia es Ciudadno Kane, seguida de cerca por Vértigo y El Padrino. ¿Importan tus gustos? No, no importan, los gustos son para gente que no tiene ni idea, importan los criterios de la gente con criterio. Una forma avanzada de este paso, solo apta para gente que vive el riesgo, es crear tu propia lista de algo. Puedes decir que cinco directores son los mejores para ti, pero cuidado, no pueden ser cinco estadounidenses, ha de haber al menos un asiático y debe figurar una mujer, si no lo haces así tu lista no tendrá credibilidad. 

A veces trasladar tu lista al papel te ayudará a memorizarla.

Paso 3: tienes que denostar algo. 

Os habréis fijado en que he elegido el verbo denostar y es porque no vale con ser un hater cualquiera. Los haters escupen bazofia sin sentido, son críticos con algo porque sí, nosotros queremos ser auténticos listillos y los listillos no odiamos, somos mucho más finos y estamos mejor preparados, nosotros denostamos. Ahora bien, no basta con denostar las pelis de superhéroes o el género de acción o la ciencia ficción en su conjunto, hay que denostar algo que mole y decir que está sobrevalorado o incluso que "ya no es lo que era". Por ejemplo, es un tanto insulso denostar la saga de Terminator, eso lo puede hacer cualquiera, lo realmente provocativo, lo que te diferencia de los demás es echar pestes sobre Mad Men o sobre Breaking Bad. Ten en cuenta que es bueno conocer productos masivos porque hay que saber de todo pero interesa también echarlos por tierra porque "dejaron de conectar contigo en la tercera temporada". 

Paso 4: elige tu serie cancelada favorita. 

Tienes que conocer las series que están en el candelero ahora mismo, eso es imprescindible. Por supuesto no tienes que verlas, con que te sepas algún nombre y pongas en práctica el paso 1 es más que suficiente. Ahora bien, eso no llega. Un entendido de los de verdad tiene una serie de tesoros perdidos, series que pasaron a mejor vida por distintos motivos pero que eran tan buenas tan buenas que no debieron cancelarse. Escoge una y colócala en un lugar preferente dentro de tu mausoleo. No vale con un "esta serie estaba muy bien", ¡no!, en este paso se trata de ser categórico: ¡Carnivale era la mejor serie de todos los tiempos!, ¡Firefly era la mejor serie de ciencia ficción de todo el universo! Es probable que ante afirmaciones de este tipo alguien te mire muy sorprendido y atónito, momento ideal para: "¿No la conoces? ¡tienes que verla!"

Recuerda ponerle énfasis: ¡Firefly es mejor
que Star Trek y Battlestar Galactica juntas!

Y hasta aquí esta pequeña guía para convertirte en el perfecto listillo del cine (y las series de TV). Recuerda, si no te sientes seguro basta con que respires tranquilo y afirmes ante todo lo que te cuenten, estás empezando y todo necesita un aprendizaje. Así que mantén la calma y disfruta.


Compartir es vivir
Publicar un comentario