25 oct. 2014

Teluria 108 - Los inicios

En Mayo de 2012, mientras estaba inmerso en dos proyectos de cómic bastante ambiciosos como eran "BlindTown", una historia dividida en tres partes sobre un mundo en el que los nazis ganaban la Segunda Guerra Mundial, y "Si tú eres el mejor, yo soy el Rey de España", una aventura de corte costumbrista en la que un grupo de adolescentes se encuentran un dedo cortado, recibí un correo de mi compañero (dibujante también de la primera) Alejandro Muñoz. 

En ese mail, me contaba que tenía pensado participar en un concurso que se organizaba en su escuela, la ESDIP, en Madrid y me preguntaba si tenía algo que poder encajar en cinco páginas. Y no, no lo tenía. Además, en aquel entonces, se me daba fatal hacer historias cortas autoconclusivas, de hecho es algo que sigue sin salirme bien del todo. 

Así que se me ocurrió, que ya que iba a ser material para un concurso, pues tampoco estaba de más plantearlo de manera diferente y contar el principio de una historia más larga. Así que le mandé esto a Álex como introducción al guión técnico:


LA HISTORIA.

Vale, hay que hacer cinco páginas ¿no?, pues el caso es que no se me ocurría una historia autoconclusiva tan corta así que me metí a algo más divertido, que es contar el principio de la que podría ser otra historia, una que se llamaría Teluria 108.

Como había que meter algo de acción, se me ocurrió pasar un poco de pistolas y tiroteos e ir más hacia las katanas.

En fin, que dejo de darte la brasa y te cuento la historia ya:

Armen es uno de los 108 demonios que viven confinados en la Teluria. 

Tras la reciente desaparición del Rey Demonio, Armen tendrá la misión secreta de reparar la grieta que se ha abierto en la Teluria y de acudir al plano de los humanos para capturar a los demonios que han escapado y siembran el caos.

Lo que vamos a contar (si te gusta) es el principio en el que Armen corre por una parte de la Teluria que se llama los túneles (poco original lo sé) que es la única salida permitida para escapar hacia el plano de los humanos. 

Uno de los demonios y sus esbirros (bichos feos de todo tipo) lo persiguen para que no consiga salir de allí. Entonces tras una trifulca es atrapado, así que se pondrá a meditar para hablar con su mentor, ahí desvelaremos parte de la trama y ya hacia el final veremos como escapa. 

Por último veremos a Armen infiltrado en el mundo humano y desvelaremos el resto de la trama.

ARMEN

Pues es un demonio, aunque él prefiere adoptar casi siempre forma de humano, le gusta vestirse en plan samurai y utilizar armas orientales como katanas y puñales tipo tortuga ninja (creo que son shais o algo así). Es un místico y cuando se ve en problemas medita para establecer conexión con su maestro que es otro de los 108 pero muchísimo más antiguo que él.

Vamos allá.

Y en pocos días nos pusimos al lío. Lo primero que me envió Álex fueron unos bocetos del prota.

Armen, el demonio más joven dentro de los
108, la élite de la Teluria.


Algo más tarde llegaron los bocetos de las primeras páginas a lápiz


Primera página de las que presentamos al
concurso a lápiz.


Y en unos días ya me enviaba la primera página a color.


Y aquí ya terminada. Tiempo después esta
dejaría de ser la primera página del cómic.

Este sería el inicio de todo. En aquel momento no había más que cinco páginas escritas y un mínimo esbozo de una historia más grande que apenas se resumía en un par de párrafos. 

Cuando se presentaron las cinco páginas terminadas nos llevamos la alegría de que Álex quedó tercero en el concurso de la ESDIP. Poco más tarde se celebraba un Salón del cómic al que él iba a asistir y nos preguntamos ¿por qué no?, es decir, quizá podríamos presentarle esto a una editorial y con un poco de suerte lo querrían. 

Y así fue. Aunque eso ya lo contaré más adelante.

Compartir es vivir
Publicar un comentario