9 jul. 2014

Lo que había que haber hecho y no se hizo en su momento

Año 3121 después de Cristo. 



La humanidad está a punto de perecer por culpa de la última expansión del Sol. Algunos científicos aseguraron que las consecuencias no serían mortales, volverían a subir las temperaturas, nos pondríamos un poco más morenos, vestiríamos con ropa construida con moléculas de agua, comeríamos muchos más helados y ya. 

Pero se equivocaron, esta vez la destrucción será total. Dicen que hará tanto calor que a aquellos que tengan el pelo muy fino les arderá sin remedio, así que han optado por hacer obligatorio que todos nos afeitemos la cabeza. ¿Quién quiere una humanidad llena de personas calvas? Es espantoso. 

Parece que ya no tiene solución, hace un milenio que vivimos en un verano tropical, estamos permanentemente a cuarenta y dos grados, el bikini es la ropa normal de andar por casa y eso ha hecho que pierda todo el encanto. 

Los coches, los trenes, los aviones, los autobuses y tranvías se han eliminado porque generaban todavía más calor. Así que ahora nos hemos convertido en unos engendros morenos, sin un solo pelo en el cuerpo y que se pasean en bicicleta por todo el mundo casi en pelotas. 

Puede parecer divertido, pero no lo es. Por todo ello, la Sociedad Secreta de Mandamases y Gente Poderosa en General (la SSMGPG) decidimos lanzar un comunicado oficial, bueno, oficial y secreto a la vez, en el que vamos a dejar clarito todo lo que habría que haber hecho y no se hizo en su momento.

Con esto solo pretendemos aseverar que, a pesar de haber dirigido desde las sombras los designios de la humanidad desde antes de los romanos (antes de los sumerios incluso), nuestros miserables súbditos, es decir, el resto de la humanidad, han hecho siempre lo que les ha salido de sus partes y son ellos los únicos responsables de que ahora vayamos a morir carbonizados, calvos y en bañador. Se nos ocurren muertes indignas, pero esta se lleva la palma. 

Procedamos:

La Sociedad Secreta de Mandamases y Gente Poderosa en General, formada, como su nombre indica, por gente muy secreta y muy poderosa, quiere aclarar algunas cuestiones justo antes de la extinción total de la raza humana, no vaya a ser que alguien se equivoque. 

Nosotros nunca hemos hecho el mal porque sí. De hecho, siempre hemos pensado que a la humanidad le hubiese venido genial exterminar a un par de miles de millones de personas en el milenio anterior, pero no se nos hizo caso. Lo dijimos de todas las maneras posibles. Es verdad que lo hicimos desde el secretismo y la sombredad, pero ¡Demonios!, era algo que había que haber hecho y no se hizo. 

También aclaramos en su momento que hubiese venido muy bien prohibir las religiones, las luchas territoriales, eliminar las fronteras, parar la industrialización de países emergentes e introducir la pornografía como materia educativa. Pero no nos hicieron ni caso. 

Dijimos que los azúcares refinados eran muy malos y nada, venga a hincharse a rosquillas. Advertimos sobre lo perjudicial de utilizar gafas de sol en días nublados. Quisimos hacer ver que eran innecesarios tantos avances tecnológicos que no llevaban a ninguna parte. 

Es verdad que nos lavamos las manos en muchas cuestiones, pero ¿qué íbamos a hacer?, somos una maldita sociedad secreta, no una asociación de perroflautas.

También dejamos caer que hubiese estado muy bien prohibir a la gente cumplir más de setenta años y sobre todo insistimos en que si no se hacía algo contra el dichoso cambio climático en algún momento, esto iba a ocurrir y ¡voilá!, ¡ahí lo tienes humanidad!

Ahora no paramos de escuchar: ¡Sociedad Secreta de Mandamases y Gente Poderosa en General! ¡Sociedad Secreta de Mandamases y Gente Poderosa en General! ¡haced algo por salvar nuestras miserables y apestosas vidas!

Y a eso solo podemos responder con una enorme pedorreta de dimensiones cósmicas. Y eso siendo finos. 

Así que, a poco menos de tres horas de que se acabe el mundo, decimos:

¡Te lo dije! Te dije lo que había que haber hecho y no se hizo en su momento. Y ahora todos vamos a ser exterminados y ¿sabes qué?, ya nos da igual. Al carajo con todo, esa es nuestra reflexión final.

14 de Noviembre de 3121.

Sociedad Secreta de Mandamases y Gente Poderosa en General.

Compartir es vivir
Publicar un comentario