6 nov. 2013

Querido Diario

18 de Octubre de 1996, sobre las 12:30. 

Querido Diario: 

Esta mañana, cuando estaba a punto de salir de mi visita semanal al despacho de Beatriz, mi psicóloga, se me ha ocurrido que quizás podría ayudarme llevar un diario para así ir reflejando en alguna parte mis avances con la terapia.

En un primer momento pensé que era buena idea, después que era una estupidez y finalmente me decidí a comprar uno que tiene en la portada a Snoopy y a su amigo el pajarillo ese que nadie sabe como se llama. 

Lleva un candado y por momentos me he imaginado que tendré que atesorar recuerdos lo suficientemente importantes como para guardarlos bajo llave, así que esta tarde tendré que hacer algo.

18 de Octubre de 1996, 21:45.

Querido Diario: 

¡Lo hice! ¡ya tengo algo que contar y eso que es nuestro primer día juntos! Esta tarde, al salir de la oficina aún tenía metido el gusanillo de que no había hecho nada digno de ser apuntado, así que me fui a un centro comercial de mi barrio y la lié bastante gorda. Me quité el sujetador y me paseé por todas las tiendas sin él, ¡fue una pasada! Creo que un par de señores se dieron cuenta y no me quitaban ojo. 

Mis tetas bailaban de lado a lado y aunque parezca una tontería eso me hizo sentirme libre. 

19 de Octubre de 1996, 02:35

Diario:

¡Vaaaleee! ¡no puedo dormir! Lo que conté antes es mentira, pensé en hacerlo pero luego me arrepentí, estamos en Octubre y ya hace un poco de frío así que cuando me iba a quitar el sujetador me acordé de un artículo que leí una vez en Vanity Fair que decía que el 65 por ciento de los constipados en mujeres vienen por una exposición demasiado prolongada de los pezones a bajas temperaturas.

¡Vaya! Eso también es mentira....en fin, espero que mañana me vaya mejor.

20 de Octubre de 1996, 20:30

Hola Diario:

¡No te lo vas a creer! Hoy al salir de casa me he topado con un oso y he devorado sus entrañas después de un combate a muerte. 

Mierda.......

29 de Octubre de 1996, sobre las 12:30

Diario: 

Beatriz dice que la idea de apuntar las cosas que me van sucediendo no es muy buena, sobre todo si me las invento. También me ha dicho que si sigo en este plan lo mejor va a ser no llevar un diario porque eso puede impedirme avanzar con la terapia. 

Yo le he dicho que estoy harta de que siempre trate de echar para atrás mis ideas. Es igual que cuando le dije que quería llevar casco por la calle y ella me dijo que era innecesario, pues ¿sabes qué te digo? ¡al carajo con Beatriz y su cara de estirada! ¡Nunca te fíes de una tiparraca que necesita colgar sus diplomas en la pared para sentirse importante!

29 de Octubre de 1996, 23:10

¡Ha sucedido Diario!,

esta vez todo lo que voy a escribir es cierto, si alguna vez alguien consigue leer esto espero que sepa distinguir entre las fantasías de días atrás de lo que voy a contar ahora mismo.

Sobre las 19:15 comencé a escuchar un ruido en casa. Al principio pensé que se debía a que las tuberías son muy viejas y alguna debía haberse picado y eso provocaba que de vez en cuando sonase un golpe fuerte seguido de un chorro que parecía durar unos segundos.

Durante un buen rato estuve tratando de localizar la procedencia del ruido pero aún no la he averiguado.

¡Repito! Esto es verdad.

30 de Octubre de 1996, sobre las 14:30

Empiezo a estar asustada Diario, 

de madrugada volví a escuchar ese ruido, me desperté de golpe, corrí por el pasillo y al llegar a la habitación del fondo ¡nada! ¡Nada de nada!

Me volví a meter en cama y estuve tiritando un par de horas. Esta mañana temprano he pedido cita con Beatriz para ver si sabe qué puede estar pasando.

31 de Octubre de 1996, sobre las 12:30

Definitivamente esta tipa es gilipollas Diario:

No va y me dice que no me preocupe, que todo se debe a que soy muy fantasiosa y que seguramente hoy me toca imaginarme cosas de terror pero que la tendencia puede cambiar y mañana tenga fantasías eróticas con algún actor.

Lo que yo te diga, esta es tonta. Creo que lo que quiere con todo esto es inducirme a que fantasee con ella, pero el año pasado ya me prometí no volver a hacerlo. Me dí cuenta de que imaginarme a mi psicóloga en lencería fina, con esos ligueros, las medias y las braguitas de seda negras, no me hacía ningún bien y sólo de recordarlo me doy cuenta de que tenía razón. Es idiota, es verdad, pero está bastante buena.

31 de Octubre de 1996, 23:30

¡Aaaaaaahhhhhhh! ¡Diaaaarioooo! 

¡El ruido ha vuelto! Y esta vez es más fuerte, es como ¡PUM, PUM, PUM! Y después un chorro. Llevo media hora abrazada a una almohada (con un brazo, el otro lo uso para escribir), me he quedado más helada que el día que te mentí y te dije lo del sujetador y el centro comercial y todo eso.

Creo que he descubierto que el ruido viene del desván, no me apetece bajar allí sola en medio de la noche y semi desnuda así que no sé si desnudarme del todo o llamar al vecino para que baje conmigo. 

1 de Noviembre de 1996, 00:05

Al final he bajado sola, bueno, contigo, no he descubierto nada raro, creo que la terapia me está afectando negativamente, quizá sea el momento de dejarla.

¡Espera! ¡aaaaaaaahhhhhhhh! ¡ahí está otra vez! ¡Oh Dios, es horrible! Es como una voz o como, o como, no, espera, es una tos que viene del armarito. 

Diario, voy a abrirlo, si no vuelvo en cinco minutos que tus páginas sirvan para mostrar mis últimas palabras: Jose, estoy enamorada de ti desde primaria, Mamá, tus croquetas nunca me han gustado, te decía que sí para no herir tus sentimientos y porque te quiero.

Bueno, vamos allá....

1 de Noviembre de 1996, 00:07

En el armario no había nada, vaya, nada raro. Además nada más abrirlo, las toses cesaron, la luz se fue un momento y sonaron algo así como unos pequeños pasitos pero creo que todo son hechos aislados. 

Uy, ¿qué es eso?, han caído tres gotitas rojas encima tuya, qué gracioso, parece sangre pero seguro que no lo es. 

¡Aaaaaaaahhhhhhh otra vez! de....de.....de.....detrás mía hay un...un....un...........un niño muy pálido, está ahí quieto como quien espera el autobús y le chorrea sangre de la boca, pobrecico, igual tiene gingivitis o algo así. 

Oh Diario, creo que esto es muy preocupante, en mi desván hay un crío, a ver cómo le explico yo esto al casero o a mi madre o peor aún, a Jose. 

Mierda, la luz otra vez.....

1 de Noviembre de 1996, 00:30

Al volver la luz el crío ya no estaba y me he sentido bastante aliviada, era majete pero en estos momentos me complicaba mucho la vida. En fin, creo que me voy a dormir, definitivamente mañana voy a llamar a Beatriz y a decirle que lo dejo.

Bueno mañana no que es festivo y esta tía con lo que le gusta la juerga seguro que está por ahí disfrazada de brujita sexy llena de ropita de encaje y un sujetador push up de esos. 

Pues pasado mañana, si la terapia sólo me sirve para ver niños fantasmales chorreando sangre y correteando por mi desván, está claro que no me está ayudando en nada, le voy a decir que la loca es ella y que se vaya al carajo.

Me alegro de haberte empezado Diario, tú sí que me ayudas. Creo que ya empiezo a quererte más que a Jose.
Compartir es vivir
Publicar un comentario