21 nov. 2013

F.R.R.S. (Frente Revolucionario de las Redes Sociales).

El FRRS (Frente Revolucionario de las Redes Sociales) ante la avalancha de corrupción, ante la mala praxis por parte del Gobierno, ante la oleada de recortes y privatizaciones y ante las injustas injusticias que acontecen a diario en todo el mundo, no tiene más remedio que emitir un comunicado para aclarar su proceder, su ideología y sus objetivos a partir de ahora:

1.- El FRRS como su nombre indica es Revolucionario y por tanto pretende un cambio radical de la sociedad que permita la destrucción de las normas establecidas vigentes en pos de una vida igualitaria para todas. Pero su nombre también deja claro que su acción es en las Redes Sociales y por tanto su acción debe ceñirse a este ámbito, cualquier comentario en Facebook, cualquier tweet, cualquier foto de un gobernante con una frase inteligente será bienvenida, pero descartamos la lucha en la calle (sobre todo en invierno). Esos son métodos del pasado, luchamos desde nuestro smartphone, nuestra tablet y nuestro portátil.

2.- El FRRS se declara internacionalista y así deben declararse todos sus miembros. Nuestra lucha es global. Es posible que quede algún rincón del globo al que no llegue una triste conexión a Internet. Desde el FRRS les pedimos que se espabilen que también queremos hacer la Revolución allí.

3.- Cualquier idea que no se pueda expresar en 140 caracteres es un coñazo. Desde el FRRS no creemos ni en los discursos largos ni en la gente sesuda que se cree más lista que las demás. Nuestra lucha es directa y rápida, vamos al grano, nunca meditamos demasiado las cosas y nos encanta la inmediatez. Si quieres ser un cansino, allá tú, pero también lucharemos contra ti.

4.- El papel, la televisión y el cine han muerto. Lo que quiero lo consigo y lo consumo desde el sitio que a mi me da la gana y en el formato que yo elija. Ni que decir tiene que la pintura, la escultura o la música ya murieron el siglo pasado. El FRRS no cree en eso a lo que llaman arte. Nos gustan los vídeos chorras que se puedan compartir por whatsapp y que duren menos de dos minutos, si ya tenemos poca capacidad de atención no la vamos a gastar en cosas de culturetas.

5.- Nuestros métodos de lucha no están dirigidos por nadie. El FRRS es libre, asambleario y cualquiera con la capacidad de indignarse y colgar en su muro alguna frase ofensiva contra la clase política es bienvenido. Buscamos gente dispuesta a cabrearse por las declaraciones de un consejero cualquiera. También queremos gente con mucho afán por compartir noticias de dudosa credibilidad pero que apunten directamente contra el régimen establecido. Nuestra lucha es contra el sistema así que nos vale todo.

6.- El FRRS sigue unas recomendaciones de privacidad, es importante que en nuestras cuentas en las Redes Sociales no dejemos que cualquiera pueda ver todo lo que colocamos y por ello invitamos a todo el mundo a revisar sus ajustes de seguridad. Hacemos la Revolución pero no somos tontos, si quieren encontrarnos les va a costar.

7.- Las manifestaciones, las huelgas, las protestas, los escraches y todo lo demás están genial. Esa es la postura oficial del FRRS. Nos encantan esas cosas. No las hacemos por varios motivos en los que tampoco es necesario profundizar.

8.- Nuestro punto de vista y nuestra opinión como Frente es cambiante. Podemos odiar durante quince o veinte días a algún escritor por algún artículo machista, pero si unos días más tarde habla bien de nosotros o de alguna lucha que nos guste, pasaremos a adorarlo y extender su palabra por las Redes Sociales. Esto demuestra que no nos casamos con nadie ni rendimos pleitesía.

9.- La ortografía no es importante. El FRRS piensa que el lenguaje, sus reglas gramaticales y ortográficas están al servicio del sistema para complicarnos la existencia. Nos importa un carajo si no sabemos escribir, lo importante es que se entienda el mensaje.

10.- Generalizar es muy importante para el FRRS. Además es importante hacerlo desde sentencias vistosas e implacables del tipo “así nos va con la justicia española” o “todos los políticos son iguales”. Para fomentar la utilización de este tipo de construcciones, el FRRS establece un premio semanal para el integrante que elabore el mejor cartel reivindicativo. El método de selección no será otro que comprobar cuántas veces ha sido compartido.

Estos son los diez puntos más importantes para el FRRS a día de hoy. Tal y como están las cosas es muy probable que mañana cambiemos de opinión y digamos algo completamente distinto. Si eso sucede, el FRRS se reserva el derecho de informar de esos cambios o no.
      
Compartir es vivir
Publicar un comentario