20 ago. 2013

Nyx, los sueños de la Diosa - El proceso.

En estos momentos faltan por reunir 13 apoyos para lograr los 75 que necesitamos para la edición en papel y todavía faltan 27 días para que termine la campaña. Es decir, vamos por buen camino. 

A la hora de crear un cómic supongo que cada autor seguirá un método distinto o tendrá sus propios trucos o cumplirá sus propios esquemas. Por mi parte siempre sigo más o menos el mismo proceso, independientemente de si ya tengo dibujante, de si tengo que cambiar a mitad de camino o de si empiezo el proyecto solo. 

Lo primero de todo, y supongo que con cualquier tipo de escritura sucederá igual, es encontrar una historia que querer contar. Esto puede ser lo más sencillo y lo más complicado a la vez. Es sabido por todos que eso que se llama "inspiración" puede llegar leyendo una noticia, viendo la tele o escuchando a gente en una taberna. El sitio de donde vienen las historias contiene miles de ellas y no se agota nunca. 

Una vez encontrada hay que comenzar a extender ese relato. Lo aconsejable es escribir un logline, una frase corta que explique el personaje, el conflicto y el contexto, para luego hacerla crecer hasta convertirla en sinopsis y pasarla después a una escaleta. Ya digo que eso es lo aconsejable y lo que muy pocas veces hago en realidad. No creo un archivo en el que pongo "sinopsis" y lo almaceno en una carpeta del proyecto. Ese párrafo es el que voy a utilizar para buscar la colaboración de alguien, no necesito escribirlo, me lo he repetido tantas veces a lo largo de los días que ya me lo sé de memoria. 

A partir de ahí, tanto si tengo colaboración como si no, toca la escaleta, que es algo como esto:
Se trata de una sucesión de párrafos que cuentan la historia de principio a fin. En el caso de "Nyx, los sueños de la Diosa" la escaleta tiene 6 páginas y un total de 52 puntos. Además, se necesitaron dos versiones para llegar hasta una escaleta definitiva con la que seguir avanzando. 

Para mi esta fase es fundamental, porque a la hora de escribir el guión, la escaleta es el soporte sobre el que descansa toda la historia, tenerla completa y revisada me ayuda, sobre todo, a evitar bloqueos y me permite tener la certeza de que sé como continuar la historia en cada momento.

Algo imprescindible cuando se colabora con alguien en un proceso de este tipo es que todas las partes estén igual de implicadas, para ello siempre trato que los dibujantes conozcan y participen de la creación de la escaleta diciéndome aquello que no les gusta, que no les encaja o que preferirían hacer de otra manera.

Una vez terminada esta fase llega la creación del guión y muchas veces es aquí cuando empiezan las dudas. En este momento trabajo con hasta 10 ilustradores distintos. Bien, pues cada uno de ellos tiene una manera distinta de entender y de trabajar sobre el guión, así que decidí darles dos opciones. 

La primera es enviarles un guión cinematográfico. Tal que así.
Aquellos que se contentan con este formato disponen de total libertad para componer cada página y cada viñeta. Haciendo una comparación con el cine, en este caso, yo sería el guionista y ellos ejercerían de director, director de foto y director de arte. 

A mi me resulta más sencillo trabajar de esta manera porque supone menos esfuerzo, pero el problema viene cuando la interpretación que hace la otra persona de tus escenas no se parece a lo que tienes en la cabeza. Suelo ser bastante preciso describiendo acciones y más sabiendo que esto va destinado a imágenes sobre el papel, pero a veces no hay manera y el resultado final es muy distinto a lo que había imaginado.

La otra opción que siempre planteo es la creación de un guión técnico. He de decir que el cinematográfico lo escribo siempre, por costumbre, por facilidad y como soporte para crear el técnico. Alguna vez traté de escribir el técnico a partir de la escaleta y decidí no volver a hacerlo.

En este tipo de guión se trata de dar información más precisa sobre la composición total de la página y de cada viñeta en particular. De este modo soy yo quien ejerce de guionista y de director. Hay quien lo acompaña incluso con storyboards o con algún tipo de croquis. Por lo general a mi me basta con esto:
Si todo esto ha ido bien y la comunicación ha sido suficiente con la otra parte, una vez llegados aquí ya sólo queda esperar a que el dibujante convierta estas letras en dibujos, el proceso en ese caso también varía de una persona a otra, además no todos muestran todas las fases. En este caso pasamos de un primer boceto de la página:
A un paso ya más elaborado, en el que ya se muestran determinados cambios con respecto al boceto:
Hasta llegar a la versión definitiva:
Después de esto ya sólo queda armar el dossier y lanzarse a la caza de editorial, a participar en algún concurso, la autopublicación o lo que se prefiera pero eso ya es otra historia.

En este caso optamos por el concurso y nos faltan sólo trece apoyos para llegar al primer objetivo, los 75 necesarios para publicar en formato físico. Así que si quieres colaborar puedes hacerlo aquí http://libros.com/crowdfunding/nyx-los-suenos-de-la-diosa/ y además de la recompensa que recibas por tu contribución te llevarás nuestro agradecimiento.
Compartir es vivir
Publicar un comentario