25 jun. 2013

No estoy loca (el serbio, la yaya y las recién casadas) - Se busca dibujante.

A finales de 2012 me enteré de un concurso organizado por Antena 3, una página web llamada cine365 y alguno más en el que pedían un largometraje que preferentemente fuese de terror, protagonizado por pocos personajes y que transcurriese en dos o tres localizaciones como mucho, vamos, de bajo presupuesto. 

Cuando supe de la convocatoria apenas quedaban dos meses para la entrega del guión completo y en vez de desistir me propuse hacer un ejercicio de escritura rápida. Estaba claro que no iba a ganar nada, pero también sabía que escribir bajo presión a veces provoca cosas maravillosas.

Este no es el caso. El producto resultante fue un completo esperpento en el que dos mujeres recién casadas se trasladaban a un viejo bloque en un barrio céntrico de Madrid. Allí descubrirían que su vecina Angelines, una entrañable ancianita pasaba el tiempo grabando snuff movies con todos los inmigrantes que conseguía atrapar. 

A todo esto, ya de por sí descabellado, le añadí uno de los personajes a los que más cariño tengo, Dusko Varic, un serbio que consiguió escapar de los planes de la vieja y vive recluido en el edificio a la espera de poder ejecutar su venganza.

Ahora mismo busco a alguien con quien poder sacar este proyecto adelante en forma de novela gráfica. Necesitaría una revisión, por supuesto, pero creo que podría resultar una pieza realmente cómica. Si alguien estuviese interesado puede contactar conmigo en joemanda@hotmail.es

Como muestra dejo una de las escenas que más me gustan. Luca, una de las chicas, con la ayuda de Dusko Varic, trata de llegar hasta Angelines y por el medio tendrán que librarse de su número dos, Luisito. 

NO ESTOY LOCA (el serbio, la yaya y las recién casadas)

INT. HABITACIÓN, PISO DE LUCA Y SUSANA – NOCHE

Luca y Luisito ruedan por el suelo tratando de hacerse con el control del rifle.

Luca le muerde en una mano a Luisito que grita de dolor y le responde con un cabezazo que la deja un poco aturdida. Luca trata de morder de nuevo a Luisito que esquiva el mordisco y le da otro cabezazo que le hace sangrar por la nariz y la deja inconsciente.

Luisito está casi sin respiración y se deja caer un momento encima del pecho de Luca. Tras descansar un segundo se incorpora y mira a su alrededor, no hay nadie, así que empieza a acariciarle las tetas a Luca y la cara se le transforma en un gesto pervertido. La manosea cada vez más.

Luisito no se puede contener, aparta el rifle y haciendo un esfuerzo consigue darle la vuelta a Luca y empieza a bajarle los pantalones.

                        LUISITO
            Algo bueno tenía que tener esto...

Luca recupera un poco la consciencia.

                        LUCA
           ¿Eh?

Luisito termina de quitarle los pantalones y le magrea el culo a Luca y mientras se desnuda como puede con una mano.

                        LUISITO
           Tranquila que ya acabo enseguida.

Luca se revuelve, pero Luisito le retuerce un brazo mientras se contonea arriba y abajo, Luca grita de dolor, Luisito jadea cada vez más deprisa.

                        LUISITO
           Ya casi, ya casi, ya casi, ya va, ya va.

Luca no para de gritar hasta que SUENA UN DISPARO SECO DEL RIFLE CON EL SILENCIADOR y un chorro de sangre le salpica en la cara con fuerza. Luisito le cae muerto encima.

                        LUCA
          ¡Mierda! ¡mierda, mierda, mierda! ¿qué
          coño es esto? ¡mierda!

Dusko está de pie del otro lado de la cama con el rifle en las manos aún humeante, la cara recubierta de sangre y riéndose desequilibrado hasta que parece recobrar el sentido y llega hasta Luca, empuja el cadáver de Luisito a patadas y trata de calmarla.

                       DUSKO
          Soy yo, soldado.

                       LUCA
          Dusko, Dusko, el puto viejo quería
          violarme.

Dusko acaricia con suavidad a Luca.

                       DUSKO
          Tranquila, ya está todo bien.

Luca empieza a calmarse y se reincorpora lentamente.

Dusko va hacia el cadáver de Luisito y le pisa la cabeza mientras le apunta con el rifle.

                       DUSKO
                (en serbio)
          ¿Dónde están tus compañeros puta rata?

Dusko espera una respuesta del cadáver que no llega así que le pega una patada en el estómago y vuelve a pisarle la cabeza.

                       DUSKO
               (en serbio)
          Habla ya hijo de mil hienas...

Dusko golpea ahora el abdomen de Luisito con el rifle.

Luca lo ve todo arrodillada en el suelo y mira a Dusko incrédula.

                       LUCA
          Está muerto.

Dusko se ríe mientras pega otra patada al cadáver de Luisito.

                       DUSKO 
          ¡No, no! Este está muy vivo.

Dusko se agacha y levanta la cabeza de Luisito del suelo, tiene un agujero en la frente.

                       DUSKO
              (en serbio)
          ¿Verdad cabronazo? ¿verdad que estás
          vivo? Es un truco muy viejo, Dusko Varic
          conoce estos trucos de salamandra apestosa.

Dusko golpea la cabeza de Luisito.

                       DUSKO
              (en serbio)
          ¡Habla!

Dusko golpea de nuevo la cabeza con más fuerza.

                       DUSKO
              (en serbio)
          ¿Dónde está vuestra posición? Habla o
          te juro que te mato con mis propias
          manos.

Luca ya no sabe qué hacer, se levanta, se sube los pantalones, se restriega la cara varias veces y resopla.

Dusko continúa intimidando al cadáver de Luisito y le propina cada vez golpes más violentos.

                       DUSKO
              (en serbio)
         Habla ya soldado, ¿crees que tus hombres
         no te venderían? Sí que lo harían, sois
         todos unos putos cobardes.

Luca se coloca delante de Dusko desesperada, lo agarra por los hombros y lo zarandea.

                       LUCA
         Está muerto, está muerto, para ya,
         está muerto.

Dusko mira a Luca extrañado mientras sigue agarrando la cabeza de Luisito por los pelos y la posa despacio en el suelo.

                       LUCA
         Angelines tiene a Susana, tenemos que
         salir a buscarla y marcharnos de aquí.

Dusko no comprende, está enajenado. Luca se pone a su altura y lo zarandea una última vez, se miran fijamente a los ojos.

                       LUCA
         Tenemos que buscar a Susana y cargarnos
         a la puta vieja, ¿estás conmigo o no?

Dusko le mantiene la mirada a Luca, parpadea muy despacio un par de veces resopla y asiente.

                       DUSKO
         Contigo, siempre contigo.

                       LUCA
         Vale, pues vamos.

Luca se incorpora y sale de la habitación, Dusko va detrás de ella. Antes de salir recula un momento, se agacha a la altura del cadáver de Luisito y susurra.

                       DUSKO
               (en serbio)
         Aún no he acabado contigo cobarde. 

  
Compartir es vivir
Publicar un comentario